sábado, 15 de noviembre de 2014

Que no te vean llorar.

No lo permitas. No les des esa satisfacción. Porque eso es lo que quieren, ver como te derrumbas ante ellos. No estoy diciendo que no llores. Eso es imposible. Somos humanos. Lo que quería decir es que esperes. Que esperes a que pase todo (porque antes o después se acabará) y entonces, te desahogues. Llora, grita, patalea, lo que haga falta, pero desahógate.
Se que parece compicado y (para que mentir), lo es. Es extremadamente difícil tragarte tu orgullo y aceptar lo que digan, o lo que pase. Lo se porque yo también he intentado ser fuerte, y he acabado peor que antes. Pero puedo prometerte que si de verdad haces ese esfuerzo y consigues que no te vean llorar, el problema, sea cual sea, parecerá más fácil de resolver que antes. ¿Me explico bien?
Tu solo intenta que no vean como te derrumbas, que no vean lo frágil que eres por dentro. Llora, si, pero no delante de ellos. Y si lo consigues, si consigues que no alcancen a ver tus lágrimas, la mitad de la batalla ya estará ganada.
Pues eso, que no te vean llorar.
              
                                       LUCY

domingo, 19 de octubre de 2014

Érase una vez.

Érase una vez un niño, que vivía en las montañas. Pero él siempre quiso tener un barco y navegar por el mar abierto. Sus padres no estaban de acuerdo con el, le decían que dejara de soñar; que tenía que concentrarse en encontrar un buen trabajo y asegurarse un buen futuro. Pero en el fondo lo decían porque, aunque nunca hubieran estado allí, pensaban que el mar era peligroso y no querían arriesgarse a que su hijo corriera el más mínimo peligro. Pero tantas veces pidió el niño un barco, que al final sus padres se lo compraron. Pero le pusieron a su hijo una condición : no podía alejarse a más de 50 metros de la costa (lo cual es bastante poco).
El niño no sabía que hacer.  El quería navegar mar adentro, hacia el océano. No sabía si desobedecer a sus padres y cumplir su sueño o hacer lo que ellos decían, anque para el fuera como no tener barco...
**********
Bueno, como imagino que ya habréis deducido, este no es un cuento cualquiera. Es la adaptación de la historia de una persona que tiene un problema parecido, y me ha pedido ayuda porque no sabe que hacer. Yo tampoco sabría como actuar en una situación parecida, así que me gustaría
que me contárais que haríais vosotros.
A.- Aunque sabéis que a vuestros padres el barco les ha costado un riñón, y que se llevarían una increíble decepción si vieran que les habéis desobedecido, decidís navegar al océano, aunque sois conscientes de que el castigo que os van a poner cuando bajéis del barco va a ser impresionante.
B.-Aunque para vosotros es casi lo mismo que no tener barco, sabéis el esfuerzo que han hecho vuestros padres para compraroslo, así que decidís obedecerles y no alejaros mucho del puerto.
C.- Pensáis que hay una opción mejor que las dos anteriores (en ese caso explicadme cual es )
Por favor, dejad un comentario con lo que haríais vosotros. Recordad que si os da un poquito de vergüenza podéis comentar desde un perfil anónimo.
  
                                                
                                                                                         LUCY

jueves, 2 de octubre de 2014

El cielo es el límite.

Cuando se trate de hacer tus sueños realidad, recuérdalo siempre : el cielo es el límite.

No dejes que nadie te diga lo contrario. Escoje un camino que te lleve a la felicidad y nunca des marcha atrás. Puedo prometerte, por experiencia, que de las únicas decisiones de las que te acabas arrepintiendo es de las que no tomaste. Así que cuando recibas uno de esos dolorosos golpes que te da la vida, no te rindas, sigue adelante, aunque parezca que está todo perdido. Porque siempre queda esperanza, lo que pasa es que a veces no nos damos cuenta. A veces, cuando te has caído e intentas levantarte, hay personas que intentarán que te quedes tirado en el suelo, y luego quizás se rían de ti, por ser más débil que ellas. Pues a eso se le aplica lo mismo que al resto de situaciones : siéntete LIBRE de hacer lo que sea necesario para poder continuar tu camino hacia el destino que escojas.

La entrada se me está quedando un poco corta, pero no hay mucho que decir. Solo quiero animaros a que afrontéis con valor esa dura carrera a la que llamamos "vida" sintiéndoos SIEMPRE LIBRES de escoger vuestro camino. No dejéis que NADIE os impida soñar y hacer vuestros sueños realidad.

Porque el cielo es el límite. Y solo tendrás alas si te atreves a volar.



                                                                                                           LUCY

martes, 9 de septiembre de 2014

Faltan las palabras.

Ya ni siquiera se quién soy. Se como me llamo, donde vivo y esas cosas, pero nada más. Me miro al espejo y no me reconozco. El mismo pelo, la misma cara... pero por dentro no soy la misma. No me reconozco, y eso me preocupa. Antes era simplemente yo : una chica del montón, esa que ves pasar por la calle y no te fijas en ella. Antes era una simple friki a la que lo único que le importaba era acabarse el libro que se estaba leyendo y empezarse otro. Y cuando comenzaba a gustarme mi monótona vida empezaron los cambios. Me cambié de colegio. A mis nuevos compañeros no le gustaba que leyera. Y se metían conmigo. Y me insultaban. Mucho. Luego los cambios empezaron a ir a mejor. Una serie de coincidencias me llevaron a entrar en un club de lectura.

Ese fue uno de los meses más felices de mi vida, y no exagero. Era un club de lectura por Whatsapp, así que todas las noches cogía mi móvil y hablaba un rato con ellos. Al poco tiempo me di cuenta de algo : les había cogido cariño. En tan poco tiempo me hicieron sentir tan bien. Porque había encontrado mi lugar en el mundo, un lugar en el que podía ser yo misma y nadie me lo reprochaba. Un lugar en en el que encontraba mi refugio cuando tenía un mal día. E igual que una serie de coincidencias, a las que me gusta llamar destino, me hicieron entrar en el club, fue otra serie de coincidencias las que me hicieron dejarlo, y no por voluntad propia.

¿Que por qué os cuento esto? Porque les tengo más cariño del que yo pensaba y mi vida es un asco sin ellos. Y ya no se quien soy. No soy la lectora que os comentaba al principio, porque he descubierto lo que realmente significa ser feliz cuando estás con una persona. Tampoco soy la chica risueña que siempre estaba feliz, porque ahora que ya no estoy con ellos, con mi club de lectura, casi no encuentro motivos para sonreír. Entonces, ¿quién soy? Ya no me queda nada. Solo el recuerdo de una época feliz.
··························································································································
FELIZ TERCER MESIVERSARIO PALPITOSO, CHICOS. NO OS OLVIDO.
··························································································································

                                                                                                               LUCY

P.D. El mensaje que está entre los puntos no hace falta que lo leáis, simplemente haced como si no existiera.

sábado, 16 de agosto de 2014

Necesito.

Necesito olvidarte. Ya dejé claro lo que significas para mi, pero eso no quiere decir que hayas desaparecido completamente de mi vida. Así que hazlo. Por favor. En el fondo sabes que alejarte de mi es lo mejor que puedes hacer para ayudarme, aunque te empeñes en repetir lo contrario.
También me hace falta otra cosa : necesito tiempo. Tiempo para sanar el daño que durante tanto tiempo le has estado infligiendo en mi corazón. Todos estos años entregándote lo mejor de mi, y después de lo que me has hecho pasar, ni siquiera una disculpa. Eso duele. Y no es de esas heridas que se curan a los pocos días.

No espero que lo comprendas. Solo espero que sepas aceptarlo, porque es mi decisión y no pienso dar marcha atrás. Si no estás de acuerdo, no creo que tengamos posibilidades de volver a vernos. Al menos, no en las mismas condiciones en las que nos veíamos antes. Es mi última palabra.
Yo solo necesito tiempo para olvidar a una persona. Y vosotros, lectores, ¿qué necesitáis?
Espero comentarios :)

                                                                                                  LUCY

jueves, 10 de julio de 2014

Amor.

Ok, por primera vez, vais a ser vosotros, mis lectores, los que "escriban" una entrada. Una de mis seguidoras me pidió que escribiera sobre el amor y, puesto que este blog existe gracias a las personas que lo leen, me puse rápidamente manos a la obra. Pero nada más empezar me encontré con un gran obstáculo : yo nunca he estado enamorada. Yo soy de esas personas que piensan que el amor es algo tan sumamente increíble e inexplicable que solo una persona que lo haya sentido alguna vez tiene el "derecho" de hablar sobre el. Y aquí es donde entráis vosotros : me gustaría que dejarais un comentario explicándome que es el amor para vosotros/as y lo que sentís cuando estáis enamorados. Si hay algún timidillo por ahí, no os preocupéis, podéis comentar desde un perfil anónimo. ¡Ah! Recordad también que acepto críticas y propuestas de todo tipo. Nos vemos en la próxima entrada. Besos,


                                                                                                               LUCY

martes, 24 de junio de 2014

Libertad.


Recuerdo como intentabas asustarme. Decías que mi vida se sumiría en un pozo de oscuridad si decidía alejarme de ti. Como se nota que no me conoces. Una vez más, me enfadé contigo y con tus chantajes. Pero esta vez era diferente. No lloré. No dudé. Sencillamente me indigné. Me cabreó el simple hecho de que después de todo lo que me habías hecho sufrir te creyeras en el derecho de amenazarme. Así que decidí que era hora de tomar medidas. Deberías haber pensado antes de actuar. Quizás si lo hubieras hecho, ahora miso no estarías lamentando el haberme perdido.

Pero eso pertenece al pasado. Y yo quiero hablar del presente. Quiero hablar de mi libertad. Me siento como un pájaro al que, tras muchos años encerrado, le sacan de su jaula y le dejan volar todo cuanto desee. Me gustaría poder expresarlo mejor, pero es la única palabra define aproximadamente lo que siento : LIBERTAD.

A todos mis seguidores, también quería deciros algo : que nada ni nadie os quite jamás la libertad. Porque si alguien lo hace algún día, estaréis perdidos. La libertad es lo que te permite elegir. Pero no solo elegir entre carne y pescado, elegir entre seguir el plan y ser uno más o cambiar las cosas y crear tu propio destino.

Y si decides cambiar las cosas, recuerda que en esta vida lo único que podrá detenerte son tus errores.



                                                                                 LUCY

lunes, 23 de junio de 2014

Tengo el corazón cansado.

Tengo el corazón cansado. Cansado de ti, de tus trucos, de tus mentiras, de tus engaños. Cansado de luchar por alguien que ha demostrado que no le importa que yo muera en esa lucha. He tomado una decisión y no pienso volver atrás. Te vas a arrepentir de este dia el resto de tu vida. Vas a pagar con tu dolor el sufrimiento que me causaste a mi. Quiero que salgas de mi vida y no vuelvas a ella jamás.
No me mires. No me hables. No pienses siquiera en mi. Tu nombre ya no existe en mi diccionario. Voy a resetear mi vida por completo, y voy a rodearme unicamente de las personas que realmente sienten algún tipo de afecto por mi.
Me siento como si por fin hubiera conseguido erradicar un molesto virus que durante mucho tiempo me estuvo incordiando. Eso es lo que eres ahora para mi : te has convertido en una plaga de la que por fin me he librado.
Y, para acabar quería darte las gracias por fortalecerme. Tanto tiempo soportando tus chantajes me ha covertido inmune a ellos. Me has hecho psicológicamente inmortal.
Una última cosita : que sepas que todo lo que he dicho, lo dije porque ya lo he llevado a cabo.
Yo no amenazo, actúo.
                                     

                                                                                                               LUCY

Otra vez me has hecho llorar.

No sé cómo, pero lo has conseguido de nuevo. Otra vez me has hecho llorar. Intento contenerme, pero ya es inevitable. Poco a poco, las lágrimas van cayendo, una tras otra, llevándose a su vez mi sonrisa.
No se porqué lo has hecho. Presumes de que me amas y así lo demuestras.
¿Sabes? Hubo un tiempo en el que te Quise casi más que a mi propia vida. Habría dado cualquier cosa por ti. Pero las personas cambian. No se qué ha pasado exactamente, pero siento que ya no te necesito, que todo el dolor, todo el sufrimiento que me has estado regalando hasta ahora sobra en mi vida. Mis lágrimas son la prueba de ello.
Estoy cansada de que la misma historia se repita una y otra vez. No puedo seguir así. Me faltan las fuerzas. Es hora de que las cosas cambien. Y lo primero que va a cambiar soy yo. No volveré a sufrir por alguien a quien no le importa mi sufrimiento. Voy a dejar de amar a las personas que no me aman.
Quizás no sea capaz de olvidarte del todo. Pero jamás volveré a derramar una sola lágrima por tu causa.
Hoy empieza el primer día de mi vida sin ti.
                                               

                                                                                                                 LUCY

domingo, 1 de junio de 2014

Una mirada humana…

Yo creo que es un nombre un poco curioso para un blog. Antes se llamaba "El blog de la luz ", porque mi objetivo era llevar la luz a vuestros corazones. Unos dias más tarde, algo me llevó a cambiarle el nombre. "Una mirada humana…". Sigo queriendo traer luz a vuestras vidas, pero no como una persona misteriosa, ni como una bloguera que se esconde. Os quiero ayudar como una humana, una habitante cualquiera de este mundo, una humilde servidora con el único objetivo de veros sonreír. Porque aunque seamos humanos, a veces no vemos la vida como tal. En algún momento, sin darnos cuenta, miramos a nuestro alrededor y nuestros sentimientos negativos hacen que no veamos toda la realidad. Todo lo que os planteo, lo hago desde un punto neutral. Con la mente clara, todo resulta más sencillo, como en un examen : con los nervios, nos dejamos algún ejercicio sin hacer y después, cuando el examen ha acabado nos damos cuenta de lo sencillo que era ese problema que en otras condiciones no hemos podido resolver. Aunque os cueste, os animo a que despejéis vuestra mente con frecuencia, porque a la larga será mejor para todos. Tú te sentirás en paz contigo mismo y los que están a tu alrededor notarán la diferencia.
Porque el camino de la paz es la humanidad.
                                        

                                                                                                                                   LUCY